Home » Artículos » Salud Pública: un derecho que el Estado debe garantizar

Salud Pública: un derecho que el Estado debe garantizar

Sakud pública como derecho en Perú - Por Carlos Alberto Aguilar Meza

Artículo de Carlos Alberto Aguilar Meza

De la historia de horror que ocurre a diario en nuestros centros de salud y en  nuestros hospitales, me vienen a la menta varias preguntas y reflexiones. 

A pesar de que sabemos que el sistema de salud en su conjunto se encuentra  rebasado por la emergencia sanitaria, ¿hay derecho a tamaño maltrato de una  persona de la tercera edad? ¿No es el Estado el que está obligado a proteger a  sus ciudadanos? ¿Y más aún a las personas vulnerables? ¿Una persona afiliada  que se ha ganado con creces su seguro de salud, tiene que divagar por el mundo  pidiendo que le hagan “el favor” de “regalarle” un poco de misericordia para su  salud? 

Además de la mal denominada Defensoría del Asegurado, ¿existe alguna otra  entidad que se haga cargo de este tipo de abusos, sin que transcurran siete días  y el consecuente incremento de daños a un paciente? 

¿Cuántos son los ciudadanos que reciben un trato similar? Si en una ciudad  como Lima, que se supone cuenta con los mejores servicios y la mayor  implementación, suceden este tipo de maltratos, ¿Cómo andaremos en las  provincias y distritos? ¿Cómo tratamos a nuestros ciudadanos en el sistema  público general? 

Insisto, luego nos preguntamos ¿por qué los ciudadanos protestan en las urnas,  de la manera como lo hicieron el último 11 de abril? Han pasado los años y no  vemos que los servicios hayan siquiera mejorado, ya ni hablemos de calidad ¿Cuán caro puede ser un servicio público elemental para un ciudadano de bajos  ingresos? 

Los cierto es que en cualquier nación que se precie de civilizada aplica el  concepto servicio público, que a decir de la literatura general significa: “todas  aquellas actividades llevadas a cabo por los organismos del Estado o bajo el  control y la regulación de este, cuyo objetivo es satisfacer las necesidades de  una colectividad. Los servicios públicos son una función de Estado, puesto que  el Estado no es sino una corporación de servicios públicos”

Evidentemente, este concepto abarca el servicio público de salud. Y más que un  servicio es un derecho establecido en nuestro orden jurídico. Mayor derecho aún,  si el ciudadano ha contribuido durante su vida laboral para garantizar que en su  periodo de jubilación obtenga una contraprestación mínima de parte del Estado. 

Este ejemplo, como muchos otros, nos da argumentos para establecer cuán costosa puede ser salud en el Perú, tanto, que hasta la vida nos pueda costar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.